Prueba esto: Escribe tu nombre en el buscador de Google. ¿Qué es lo que se muestra? ¿Tu perfil de Facebook? ¿Tu perfil de Twitter? ¿Tu blog?... ¿Quizás alguna cuenta que creaste en un sitio de citas online tiempo atrás? Hace algunos años, el primer punto de contacto con una persona era su tarjeta de presentación o una reunión cara a cara. Hoy por hoy, Google es el lugar en el que las personas llegan a conocer algo acerca de ti por primera vez. Dicho esto, ¿los resultados de Google están contando la historia por la cual te gustaría ser conocido?

Si este no es el caso, comienza a trabajar en estos 5 pilares para fortalecer tu marca online:

1. Personalidad Estructurada: ¿Quién eres? Esta es la pregunta por la cual debes empezar. Para encontrar tu historia es necesario que empieces a pensar acerca de lo que tú amas hacer (pasión), lo que eres bueno haciendo (talento) y por lo que eres remunerado (mercado). La intersección de estos 3 elementos es la que describe tu historia.


2. Marketing de atracción: ¿Eres una persona interesante? Esta es la pregunta para iniciar a tomar acciones. Iniciemos con tu “brandstorming” (lluvia de ideas sobre tu marca). Enlista todos los temas que te vengan a la mente, la mayor cantidad que puedas: 10, 20, 50… Luego, escoge los 10 temas sobre los que realmente conoces. Finalmente, selecciona 5 sobre los que quisieras escribir y ¡Voilà! Ahí tienes tu agenda. Recuerda, todo se trata del contenido.


3. Reputación online: ¿Eres confiable? Esta es la actitud que las personas tendrán sobre el contenido que publicas. Puede ser positivo, neutral o negativo. El magnate de los negocios Warren Buffet una vez dijo que toma 20 años construir una buena reputación y solo 5 minutos para arruinarla. En una era digital, como en la que nos encontramos actualmente, yo diría que toma 20 años construir una buena reputación y un tweet en arruinarla.


4. Valores fundamentales: ¿Cuáles son tus principios rectores? En este punto, la clave es ser consistente. Practica lo que predicas. No me digas que eres bueno en esto o aquello, muéstrame que realmente lo eres. Mira este ejemplo de un CV de una persona creativa.


5. Medición permanente: ¿Lo estás haciendo bien? Si no puedes medirlo, no puedes gestionarlo. Afortunadamente, puedes medir casi toda tu actividad online. Este cuadro puede darte algunas ideas.


Si quieres iniciar el desarrollo de tu marca personal, te invitamos a nuestro webinar gratuito para que puedas conocer a detalle los pasos a seguir para fortalecer tu marca personal.